Caseta para perros con techo-huerto.

Esta semana en Aloe de Sorbas hemos hecho una caseta para nuestros perros con maderas recicladas de palets, no es la típica caseta para perros, hemos querido introducir un huerto en el techo para aprovechar esa superficie, además también hemos querido hacer una prueba de techo reciproco plano, que se ve muy pocas veces, hemos elegido un techo reciproco plano para practicar y ver su funcionamiento antes de hacerlo a lo grande en la casa que estamos realizando con materiales reciclados (palets, tierra, esparto, piedras…).

Lo primero que hicimos fueron las practicas de techo reciproco con los listones que harán de vigas.

IMG_6663

En esta imagen se ve como apoyan los listones unos sobre otros, pero de esta forma no quedaría un techo plano, así que lo que hicimos fueron unos cortes en los listones para que quedara plano sin que perdiera la reciprocidad y aguantara el peso de la misma manera.

IMG_3474 

En las fotos se ven como encajan los listones uno sobre otro, también le pusimos un clavo para que quedaran fijos y no se movieran.

IMG_3477

A continuación cortamos unas maderas viejas de las cuales sacamos cuatro trozos de unos 50 cm, suficiente altura para el tamaño de nuestros perros, estos trozos serán los “pilares”.

IMG_3480

Después empezamos a desmontar unos palets para sacar unos travesaños y unir los cuatro pilares, los palets son de 100 x 100cm, usaremos los travesaños enteros sin cortar.

Clavamos los listones de los palets con los “pilares” usando clavos, haciendo la estructura de la caseta.

IMG_3487

Una vez echa la estructura hacemos la primera prueba con las vigas para ver si de verdad funcionan con peso encima.

IMG_3492

Como podéis ver en la foto las vigas son muy largas, así que cortamos el sobrante para usarlos como mas vigas, a estas vigas no les hicimos ningún rebaje, simplemente las clavamos a las vigas que ya teníamos hechas.

IMG_3497

Ahora que tenemos claro como iban las vigas empezamos a clavar las maderas de los palets que habíamos desmontado para ir haciendo las paredes y la entrada para la caseta, estas maderas le van dando cada vez mas consistencia a la estructura.

IMG_3511

Les dejamos espacios entre las maderas para que pase el aire entre ellas, los perros no tardaron en entrar a la caseta ya que se estaba muy fresco dentro de ella aunque aun no tenía el techo terminado.

IMG_3502

Para hacer el techo-huerto simplemente cogemos un palet y le cerramos en forma de jardinera los dos extremos, usamos las mismas maderas del palet.

IMG_3517

Después simplemente clavamos las vigas a la estructura y el palet-jardinera a las vigas para que no se mueva.

IMG_6666

Ya tenemos nuestra caseta para perros, pero queremos darle alguna utilidad mas, en un primer momento íbamos a hacer un techo verde, pero pensamos que era buena idea hacer en el techo un pequeño huerto, esto le dará una buena sombra al interior de la caseta y regulara aun mas la temperatura, además de darle un uso muy útil a la caseta de perros.

IMG_6667

Usamos un plástico para forrar el interior del palet del techo, pusimos una primera capa de piedras y llenamos el resto con tierra y estiércol de cabra para tener un buen suelo para el mini huerto.

Y así es como nos ha quedado la caseta para perros con vigas reciprocas y techo-huerto, todo con materiales reciclados, las maderas de palets, los clavos de los palets que desmontamos, el plástico es de una bolsa resistente, piedras, y estiércol del pastor vecino.

Ya hemos puesto a germinar unas lechugas y espinacas, pensamos que como no tiene mucha profundidad de tierra lo usaremos como semillero, aunque ya os contaremos como funciona, probaremos a ver varias opciones y os contaremos que tal nos va funcionando.

IMG_6670

Esperamos que os haya gustado y os animéis a hacer algo parecido para vuestros perros.

Nuestros perros están encantados!! Guuuuau Guuuuaaau!!!!

Techos Verdes. Introducción.

Casa con techo verde

Hoy queremos dar a conocer los Techos Verdes, consiste en crear en el techo de la vivienda un pequeño pasto con hierbas.
No es nada nuevo, las techos verdes se han usado desde hace siglos en todo tipo de climas, en las zonas de climas frios el techo verde ayuda a calentar la vivienda, y en los climas calidos ayuda a enfriar la vivienda. La vegetación y la tierra que hay en el techo moderan las variaciones de temperatura, esto genera un ahorro energetico extraordinario.

Regulación de la temperatura.
Es por medio de la evaporación de agua, la fotosíntesis y la capacidad de almacenar calor de su propia agua, que la planta extrae el calor de su ambiente. Este efecto de enfriamiento, que se hace perceptible fundamentalmente en los días cálidos de verano, puede demandarle el 90% de la energía solar consumida.
Con la evaporación de un litro de agua son consumidos casi 2,2 MJ (530 kcal) de energía. La condensación del vapor de agua en la atmósfera, pasa a formar nubes, donde la misma cantidad de energía calórica es liberada nuevamente.
Lo mismo sucede cuando por la noche se condensa la humedad en las plantas. La formación del rocío matinal en fachadas y techos verdes trae aparejada una recuperación del calor.

Adosados con techo verde
Por lo tanto, las plantas solas pueden a través de la evaporación y la condensación de agua, reducir las oscilaciones de temperatura. Este proceso se fortalece aun más por la gran capacidad de almacenamiento de calor del agua existente en las plantas y en el sustrato, como así también a través de la fotosíntesis, ya que por cada molécula de C6 H12 06 (glucosa) generada son consumidos 2,83 kJ de energía. Con un sustrato de 16 cm de espesor para una temperatura exterior al mediodía de 30°C había bajo la vegetación 23°C y bajo la capa de sustrato solamente 17,5°C. En el mismo techo se midieron en invierno, para una temperatura exterior de -14°C, sólo 0°C, bajo la capa de sustrato. Las curvas aclaran que un denso techo de pasto en verano tiene un efecto de enfriamiento considerable y en invierno muestra un muy buen efecto de aislación térmica.

Regulación de la humedad.
Las plantas también reducen las variaciones de humedad. Particularmente cuando el aire está seco evaporan una considerable cantidad de agua y eleven así la humedad relativa del aire. Según Robinette (1972) 1 ha de huerto evapora en un día caluroso de verano aproximadamente 1500 m3 de agua y un seto aproximadamente de 0,28 a 0,38 m3 .
Por otra parte, las plantas pueden disminuir la humedad del aire con la formación de rocío. Así se condensa la niebla sobre las hojas y tallos de un techo verde y luego pasa a la tierra en forma de gotas de agua.

Casa Nordica

Protección térmica en verano.
En regiones con intensa radiación solar y zonas de climas cálidos, el efecto de enfriamiento de los techos verdes es aun más notorio que el efecto de aislación térmica en invierno. En Alemania se comprobó reiteradamente, que para temperaturas al exterior de 30°C, la temperatura en la tierra del techo verde no subía por encima de 25°C. Esto está ligado, por un lado a que a causa de la sombra arrojada por la vegetación, la radiación solar no calienta la tierra; y por otro a que la energía solar es ampliamente usada para la evaporación de agua, reflexión y para la fotosíntesis. Un ejemplo de Berlín-Kreuzberg donde, a través del reciclaje del espacio del techo, se creó un local habitable adicional. Con el enjardinado del techo surgió bajo el mismo, un clima confortable.

Aislación acústica.
Las plantas reducen el ruido mediante la absorción (transformación de la energía sonora en energía de movimiento y calórica), reflexión y deflexión (dispersión).
Investigaciones de un laboratorio suizo dieron como resultado, que una pesada alfombra con base de fieltro tiene menos capacidad de absorber el sonido que un césped (Robinette 1972).
Mediciones sobre un techo plano enjardinado de un hospital en Karlsruhe (Alemania), muestran que, en las fachadas ubicadas en las inmediaciones del jardín del techo, a consecuencia de la absorción y la reflexión disminuida, el ruido del tránsito baja alrededor de 2-3 dB. Por lo tanto son reducidas más pronunciadamente las frecuencias altas que se consideran especialmente molestas (Mürb 1981).
En los techos verdes, en general, no es decisivo el efecto de absorción acústica de las plantas, sino del sustrato sobre el cual las plantas crecen. Para un ángulo vertical de incidencia del sonido, la capa de plantas consigue por absorción sólo una insignificante disminución del sonido de alta frecuencia, mientras que la absorción acústica de la capa de tierra para un espesor de 12 cm asciende aproximadamente a 40 dB, y para un espesor de 20 cm aproximadamente 46 dB.

Pisos con techos verdes.

Protección contra incendio.
Un enjardinado en el techo ofrece una protección ideal contra incendio para techos propensos a tomar fuego. En Alemania los techos verdes son válidos como incombustibles y son clasificados como cerramientos superiores pesados. Para las secciones incendiables y aberturas en la superficie techada, existen exigencias particulares.

Capacidad de retención del agua.
En muchas grandes ciudades de Latinoamérica y Asia existe el peligro de que después de una lluvia torrencial las calles queden inundadas. En Guadalajara (México), por ejemplo, en el 2002, las principales calles se cubrieron con una altura de 30 cm de agua, de modo que todo el tránsito quedó cortado durante u período de 1 a 2 horas.
Un techo verde con 20 cm de sustrato de tierra y arcilla expandida puede, según Dürr (1995, pág. 39), almacenar 90 mm de agua (=90 litros por m2 ).
Por su poder de retención de agua, los techos verdes llevan a la disminución de los “altos picos de agua”. Según la norma alemana DIN 1986, parte 2, el coeficiente de desagüe de aguas pluviales para superficies techadas enjardinadas con un mínimo de 10 cm de espesor, es de 0.3. Esto significa, que sólo el 30% de la lluvia caída desagua y el 70% queda retenida en el techo verde o se evapora. Para techos comunes con más de 3o de inclinación debe, sin embargo, contarse con un desagüe de pluviales del 100%.
Mediciones divulgadas por la Universidad de Kassel indican que el retraso del desagüe de pluviales después de una fuerte lluvia es más decisivo aún para el alivio del sistema de desagüe: en un techo verde con 12° de inclinación y 14 cm de espesor de sustrato, después de una fuerte lluvia durante 18 horas, se cronometró un retraso de 12 horas del desaguüe pluvial. Terminó de desaguar la lluvia recién 21 horas después de que dejara de llover. El desagüe pluvial ascendió en ese período de tiempo sólo al 28,5% (Katzschner 1991).

Urbanización techos verdes.
En un ensayo del Instituto del Estado Federado de Baviera para viticultura y horticultura en Veitshóchheim, se midió que en un sustrato de sólo 10 cm de espesor, para una intensidad de lluvia de 20 l/m2 en 15 minutos, en el mismo tiempo, solamente desaguan 5 l/m2 , contra 16 l/m2 en un techo de grava.
Estas investigaciones muestran que los techos verdes, mediante su efecto de parachoque y retardo, alivian considerablemente las redes de alcantarillado de la ciudad, que siempre deben ser dimensionadas para las precipitaciones máximas. Por lo tanto, se podría redimensionar el sistema de alcantarillado, enjardinando grandes urbanizaciones y zonas industriales y así abaratar costos. En los sistemas separativos de desagüe podrían suprimirse las redes de alcantarillas para aguas pluviales, si el resto del agua se pudiera filtrar en el terreno.

Percepción de aromas.
Hierbas silvestres en el techo verde, como por ejemplo tomillo, lavanda y claveles producen aromas agradables. En contraposición los techos con bitumen producen con la radiación solar emanaciones, que no sólo trasmiten olores desagradables, sino que también pueden ser perjudiciales para la salud.

Bobedas verdes.

Espacio vital para insectos.
Los techos verdes con pastos y hierbas silvestres ofrecen un espacio vital a mariposas, abejorros y escarabajos. Los techos con brezo son excelentes para las abejas.

Efectos estéticos y sicológicos.
Es distinto el efecto que produce un techo de grava o con bitumen negro-grisáceo, que el de un techo de hierbas silvestres que con su belleza natural, sienta bien sobre el estado de ánimo y el espíritu humano. La vista del verde previene los estados depresivos y aumenta el rendimiento. Una pradera de pasto silvestre sobre el techo oscila con el viento y los movimientos ondulantes percibidos ópticamente actúan tranquilizando a las personas estresadas y estimulando a las cansadas. Un techo verde vive y anima a aquel que lo mira.
No sólo la época del año modifica la apariencia formal del techo verde, sino que también existen variaciones a causa de los diversos agentes atmosféricos y a través del transporte de semillas por pájaros y viento; llegan nuevas hierbas y pastos silvestres sobre el techo, y con las heladas y sequías desaparecen algunas plantas nuevamente. Queda así, una comunidad vegetal que soporta heladas, sequías y viento, y que por tanto, de acuerdo a la época del año, tiene diferentes colores y formas y además incluso en invierno sigue verde.

Casa integrada con techo verde.

Integración con el paisaje.
Una casa enjardinada se ajusta más fácilmente al entorno, se integra con el paisaje mejor que una casa sin espacios verdes, particularmente cuando el techo llega hasta el nivel del jardín y por lo tanto la vegetación de éste sube directamente a la del techo.

Mas adelante desarrollaremos mas en profundidad el tema de los techos verdes.

Bibliografía. TECHOS VERDES (Gernot Minke)

¿Que es la permacultura?

La palabra permacultura es muy reciente, la acuñaron Bill Mollison (profesor en la universidad de Tasmania) y su alumno David Holmgren en el año 1974. Se basaron en crear sistemas biológicos sostenibles, Mollison se convirtió en un critico radical de los sistemas industriales y políticos que estaban destruyendo, material y socialmente, todas las partes del mundo, actualmente seguimos con esos sistemas políticos. Mollison considera que Masanobu Fukuoka (autor de La revolución de la brizna de paja) sintetiza muy bien la filosofía básica de la permacultura, trabajar con la naturaleza, no contra ella. 

 ¨Los revolucionarios que no tienen huerto, que dependen del mismo sistema que atacan, y que producen palabras y balas, y no comida ni abrigo, son inútiles¨. Bill Mollison.

En este articulo queremos ofrecer una visión de los principios de la permacultura, esta palabra que quiere decir ¨cultura permanente¨, el diseño consciente de paisajes que imitan los patrones y las relaciones de la naturaleza, mientras suministran alimento, fibras y energía abundantes para satisfacer las necesidades locales. Las personas, sus edificios y el modo en que se organizan a sí mismos son fundamentales en Permacultura.

Aquí os enumeramos los principios éticos y de diseño que forman la Permacultura.

Principios éticos de la permacultura.

  1. Cuidar la tierra: reconstruir el capital natural, por ejemplo, conservación del suelo, los bosques y el agua.
  2. Cuidar la gente: Cuidarse a si mismo, a los seres queridos y la comunidad.
  3. Compartir con equidad: Celebrar la abundancia de la naturaleza y aceptar sus limitaciones, redistribuir los excedentes, establecer limites al consumo y a la reproducción.

Diseño de la permacultura.

  1. Observar e interactuar: La belleza esta en los ojos del que la percibe, nos recuerda que el proceso de observación influye sobre la realidad, y que debemos ser siempre prudentes acerca de los valores y verdades absolutas.
  2. Captar y almacenar energía: Recoge el heno mientras brilla el sol, nos recuerda que tenemos tiempo limitado para captar y almacenar energía antes que la abundancia estacional o episódica de disipe.
  3. Obtener un rendimiento: No puedes trabajar con el estómago vacío, no tiene sentido plantar un bosque para nuestros nietos si no tenemos suficiente para comer hoy.
  4. Aplicar autorregulación y aceptar retroalimentación: Las acciones de los padres afectan a los hijos hasta la séptima generación, los sistemas que se mantienen y se regulan por sí mismos, pueden considerarse como el santo grial de la permacultura, es u ideal que nos esforzamos por alcanzar y quizás nunca lograremos realizar completamente.
  5. Usar y valorar recursos y servicios renovables: Dejemos que la naturaleza siga su curso, la persecución del control total sobre la naturaleza a través del uso de recursos y tecnología, no sólo es caro, sino que además puede llevar a una espiral de intervención y degradación de los sistemas y procesos biológicos, que representan un mejor balance entre productividad y diversidad.
  6. Producir sin desperdicios: Una puntada a tiempo ahorra nueve, evitando producir residuos, se evita generar carencia, aquí se nos recuerda el valor de un optimo mantenimiento para ahorrar tanto residuos como trabajo, relacionado con mayores esfuerzos de reparación y restauración.
  7. Diseñar desde los patrones hacia los detalles: El árbol no deja ver el bosque, los detalles tienen a distraer nuestra conciencia de la naturaleza del sistema, cuanto mas nos acercamos, menos capaces somos de comprender una imagen mayor.
  8. Integrar mas que segregar: Muchas manos aligeran el trabajo, dar énfasis a las relaciones mutualistas y simbióticas por encima de las competitivas y depredadoras.
  9. Usar soluciones lentas y pequeñas: Cuanto mas grande , mas dura es la caída, recuerda las desventajas del crecimiento excesivo, lento pero seguro se gana la carrera, fomentar la paciencia mientras reflejan una verdad común en la naturaleza y la sociedad.
  10.  Usar y valorar la diversidad: no pongas todos tus huevos en la misma cesta, este punto encarna el sentido común que entiende que la diversidad proporciona seguridad contra los imponderables de la naturaleza y de la vida diaria.
  11. Usar los bordes y valorar lo marginal: No pienses que estas en el buen sendero sólo porque hay muchas pisadas, lo mas común , obvio y popular no es necesariamente lo mas significativo o influyente.
  12. Usar y responder creativamente al cambio: La visión no es ver las cosas como son sino como serán, enfatiza que comprender el cambio es mucho mas que la proyección de las tendencias estadísticas, también hace un enlace circular entre este último principio acerca del cambio y el primero acerca de la observación. 

 Permacultua

Conclusión.

El desarrollo sostenible para cubrir las necesidades humanas, dentro de los límites ecológicos, requiere una revolución cultural más grande que cualquiera de los tumultuosos cambios del último siglo. El diseño y la acción permacultural en el ultimo cuarto de siglo, han mostrado que esta revolución es compleja y multifacética. Mientras continuemos forcejeando con las lecciones de los éxitos o fracasos pasados, el mundo emergente en declive energético adoptará muchas estrategias y técnicas de permacultura como formas naturales y obvias de vivir dentro de los límites ecológicos, una vez el bienestar se vea reducido.

Por otro lado, el declive energético demandará respuestas en tiempo real a nuevas situaciones y una adaptación progresiva de los sistemas inapropiados existentes, así como lo mejor de la innovación creativa aplicada a los problemas de diseño más ordinarios y pequeños. Todo ello tiene que hacerse sin los grandes presupuestos e infraestructuras asociados a la innovación industrial actual.

Los principios de diseño permacultural no pueden ser nunca sustitutos de la experiencia práctica relevante y del conocimiento técnico, sin embargo, ofrecen un marco para la generación y la evaluación continuada de las soluciones específicas para el lugar y la situación necesarios, para superar los éxitos limitados del desarrollo sostenible y situarse hacia una reunificación de la cultura y la naturaleza.

 

 

Construcción de ladrillos de adobe.

En Aloe de Sorbas pensamos que no solo basta con una agricultura sostenible, también creemos que la bio-construcción es un punto muy importante para la conservación del medio ambiente.

En la jornada de ayer domingo Aloe de Sorbas impartió un taller de elaboración de ladrillos de adobe y queremos compartir con todos los que leéis nuestro blog el contenido de dicho taller, esperamos que sea de vuestro interés.

vivienda adobe

 Introducción :

El adobe es una de las técnicas de construcción más antiguas y populares del mundo. Su uso ha sido registrado  a más de 10 mil años en las más variadas zonas y climas del planeta.

El barro constituye una excelente materia prima para la construcción. Es el resultado de una lenta erosión de feldespato, cuarzo y mica.

Es abundante, económico y reciclable, excelente para regular el control de las variaciones de la temperatura ambiental en una habitación.

Mezclado con fibra provee aislamiento acústico y térmico, absorbe olores y no es atacado por el fuego.

El ADOBE es un ladrillo hecho con barro, la mezcla ideal contiene un 20% de arcilla y un 80% de arena. Estos materiales, mezclados con agua, adquieren una forma fluída que permite volcarla en moldes de madera dotadas de las dimensiones y formas adecuadas para cada uso. Cuando parte del agua se evapora, el ladrillo de adobe es entonces capaz de sostenerse por sí mismo.  completándose su secado al sol en áreas libres disponibles para tal fin conocidas como “patios de secado”. Después de varios días, para acelerar el secado, los ladrillos son movidos, apoyándolos en una de sus caras laterales. Al cabo de unos pocos días están listos para ser apilados. La cura completa toma unos 30 días, dependiendo de las dimensiones de los adobes. Para ese momento el ladrillo es ya tan fuerte como el cemento.

cabaña de adobe

Selección de tierra :

El comportamiento del adobe está ligado a las condiciones y constitución del suelo del cual proviene. Un suelo excesivamente arcilloso exigirá la incorporación de una mayor proporción de otros componentes para balancear su mayor capacidad de contracción-expansión que puede conducir a fisuras y deformaciones. La mejor forma de conocer el comportamiento del suelo es realizar inicialmente la construcción de una pequeña muestra de adobes y observar su comportamiento, incorporando luego, de haber necesidad, los correctivos del caso.

Prueba de granulometría: 

Esta prueba se debe realizar antes de empezar con la elaboración de los adobes, determinaremos que porcentajes tiene nuestro suelo de arcilla, limo y tierra. Los porcentajes ideales son 20% arcilla , un 80% tierra y  los limos no deben superar el 20% ya que podrian debilitar el adobe, asi que unos porcentajes buenos podrían ser 20% arcilla, 15% limos y 65% tierra.

La tierra que usemos no debe ser negra o de huerto, tampoco debe tener materia organica (raizes, ramas, hojas…) aunque si que se usara para la elaboración de los adobes materia organica como puede ser paja sin semillas o esparto.

Para determinar que porcentajes tenemos de cada elemento en nuestro suelo lo haremos cogiendo un bote de cristal con tapa, llenaremos hasta la mitad con nuestro suelo, despues se llena de agua hasta arriba, se cierra y se agita, después de unas horas se verán las capas de cada material, abajo quedará la tierra, arriba queda la arcilla y en medio los limos que tienen un color mas oscuro, casi negro.

Otras pruebas que se pueden realizar :

Hay otras pruebas para determinar si la mezcla que tenemos es buena para la elaboración de adobes.

La prueba de la bola es una de ellas, es sencilla, se debe hacer una bola con la mezcla que tenemos y la dejamos caer de una altura de metro y medio, la bola tiene que aguantar sin despedazarse al impactar contra el suelo y quedar lo más compacta posible.

La otra prueba que se puede realizar es la barrita, consiste en hacer una barrita del grosor de un dedo y de unos 25 cm de largo, si al coger la barrita se rompe antes de alcanzar los 5 cm es tierra arenosa (inadecuada), si se rompe entre los 5 y 15cm es una mezcla adecuada, y si la barrita se rompe por detras de los 15 cm la mezcla que tenemos es muy arcillosa (inadecuada)

interior de adobe

Moldes para los adobes:

Los moldes para los ladrillos de adobe se pueden hacer de distintos materiales, principalmente de madera o metales, aunque el material mas usado es la madera, en nuestro caso usaremos palets para hacer estos moldes.

Las medidas de los moldes dependera del uso que le queramos dar a los adobes (hornos, caseta para animales, gallinero, barbacoa, bancos para jardin, muros interiores, muros exteriores o de carga)

La anchura de los adobes debe ser la mitad del largo menos 1 cm,  y suelen tener entre 10 y 15 cm de altura, por ejemplo, 10 x 14 x 30. (alto, ancho, largo)

moldes de adobes

Como hacer los adobes :

Una vez se ha echo la mezcla de la tierra se le añade agua hasta que se consiga una mezcla uniforme, sin que quede ni muy liquida ni muy seca para que se pueda manipular con facilidad, a continuación se moja el molde con agua, se echa una palada de la mezcla hasta la mitad del molde entonces se le añade la paja o el esparto y se le echa otra palada de mezcla hasta llegar al borde del molde, se presiona bien rellenando las esquinas, despues hay que alisar la parte de arriba, con las manos o con una madera lisa para quitar el sobrante, levantar con cuidado el molde y dejar secar como ya os hemos comentado anteriormente.

ladrillos de adobe

Esperamos que os animéis y probéis a hacer vuestros propios ladrillos de adobe, podréis hacer casi cualquier tipo de constricción, desde un banquito de jardín, un gallinero, una caseta para el perro, un cuarto de aperos y todo lo que os podáis imaginar.