Las Vitaminas en el Aloe Vera

logotipo aloe de sorbas

¿Para que sirven las vitaminas?

Son sustancias necesarias para la formación y el crecimiento del cuerpo. Se necesitan 13 vitaminas para que el cuerpo funcione correctamente, son las vitaminas A, C, D, E y K, y también las vitaminas del grupo B. Estas las obtenemos a través de los alimentos que ingerimos. Se dividen en dos grupos:

Liposolubles: son las que se disuelven en grasas y aceites, y se almacenan en el hígado y los tejidos grasos.

Hidrosolubles: son las que se disuelven en el agua y no son almacenadas en el organismo ya que las expulsa a través de la orina.

En el Aloe Vera encontramos nueve de las trece esenciales para el organismo

Vitaminas presentes en el Aloe Vera

Dentro del grupo de las vitaminas liposolubles en el aloe podemos encontrar vitamina A y vitamina E.

La vitamina A, o retinol, que en los vegetales se denomina provitamina A, se presenta en forma de carotenos. Es antioxidante ya que elimina los radicales libres y protege al ADN de su acción mutógena, es decir , frena el envejecimiento celular. Su función principal es intervenir en la formación y mantenimiento de la piel, membranas mucosas, dientes y huesos.

La vitamina E, o tocoferol, participa en la formación de glóbulos rojos, músculos y otros tejidos del cuerpo. Es antioxidante y retarda el envejecimiento celular. Acelera la cicatrización de heridas por quemaduras.

 

En el grupo de las hidrosolubles encontramos las del grupo B (1, 2, 3, 6 y 12) y la C.

La vitamina B1, o tiamina, tiene un papel muy importante en la producción de energía. Tiene un efecto beneficioso sobre el sistema nervioso y la actitud mental, gran aliada en casos de depresión, agotamiento, etc,…

La vitamina B2, o riboflavina, como la B1, también interactúa como coenzima para metabolizar los hidratos de carbono. Actúa en el mantenimiento de las membranas mucosas.

La vitamina B3, o niacina, regula el metabolismo e interviene en la asimilación de algunos minerales. Es la responsable del crecimiento celular y, al igual que todas las vitaminas del grupo B, esta asociada al buen funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso.

La vitamina B6, o piridoxina, actúa en la utilización de las grasas y en la formación de los glóbulos rojos. Mejora la capacidad de regeneración del tejido nervioso tras sesiones de radioterapia. Sin ella el cuerpo no puede generar anticuerpos ni glóbulos rojos. Ayuda a las vitaminas B3 y B12 a que sean asimiladas por el organismo, también ayuda al magnesio a que intervenga en el metabolismo.

La vitamina B12, o cianocobalamina, que curiosamente solo se encuentra en alimentos de origen animal, pues el Aloe Vera presenta esta vitamina, aunque en poca proporción. Es necesaria para la síntesis del ADN, para la formación de proteínas, glóbulos rojos y para el funcionamiento del sistema nervioso.

La vitamina C, o acido ascórbico, ayuda en la formación del colágeno, el cual es necesario para la cicatrización de las heridas. También metaboliza la grasas, por lo que reduce el colesterol. Previene resfriados y, en general, refuerza nuestro organismo.

Dentro del grupo de las vitaminas se encuentran las denominadas “falsas vitaminas” que son sustancias con una acción similar al de las vitaminas pero el organismo es capaz de sintetizarlas por el mismo. En el Aloe vera encontramos :

Acido fólico, que se encuentra en las hojas de los vegetales. Actúa junto con la vitamina B12. Es imprescindible en los momentos de multiplicación y/o división celular.

Colina, previene la acumulación de la grasa en el organismo, fortalece la memoria, ayuda al sistema nervioso en la transformación de impulsos y también actúa como catalizador de otras vitaminas.

Anuncios